Paren el Ruido

Un intento por escuchar el susurro de la verdad detrás del ruido de la mentira y la fantasía

viernes, marzo 18, 2005

Un pastor muy ingenioso X - La Dama

Antes de continuar con el Tema de Temas, un breve mensaje: ¿leyeron hace dos días acerca de la marca de la Bestia? Bueno, pues un amigo me acaba de mostrar este flash informativo que apareció en la televisión de EU. ¡Muy interesante, especialmente el tono de vendedores que adoptan los reporteros!

Ahora sí, continuemos con este asunto del predador, no sin antes presentarles un índice de esta serie de mensajes de espeluznantes pero muy reales implicaciones:

I. Un pastor muy ingenioso
II. El Predador
III. La Luna
IV. La Luna Sombría
V. Planolandia
VI. Luces en el Cielo
VII. Arcontes
VIII. La Virgen
IX. Invasores

Hoy quiero presentarles otro caso en el que el predador fue sorprendido con las manos en la masa manipulando las creencias religiosas de la gente, como decíamos que ocurrió en Fátima. Pero a diferencia de ese caso de aparición de la virgen, no nos enfrentamos con OVNIs, sino con lo que comúnmente sería reconocido como una posesión demoniaca. Se trata del caso de Ann Haywood, descrito en el libro de Nancy Osborn The Demon Syndrome. El fragmento que traduzco a continuación lo tomo de un artículo de Laura Knight-Jadczyk:

"El cuarto estaba bañado en un brillo vaporoso y luminoso. Un fuerte olor a ozono... una corriente de aire frío entró a través de la ventana abierta... A Ann le parecía peculiar que la luna brillara con tanta potencia en una noche nublada. Comenzó a levantarse. Tres siluetas oscuras se materializaron como si entraran de la ventana abierta. ...su esposo... siguió durmiento, inconsciente... Dos de las figuras quedaron en el fondo pero la tercera se acercó... era más alto que las otras dos... A medida que el líder avanzó las dos criaturas más pequeñas parecieron flotar en el fondo, charlando de un modo incomprensible... el misterioso intruso no tenía un cuerpo completo... Estaba cubierto en un manto negro con dos brazos y manos extendiéndose de los extremos... pero no eran humanas. No eran brazos y manos normales, sino con pezuñas como las de un cerdo. Los dientes y la boca parecían inhumanos. Cuatro colmillos salían de donde debían estar los incisivos, y burdas proyecciones en forma de espina eran lo más cercano a dientes humans. Su cara tenía forma de almendra y la piel tenía un tono rosa. Pero eran los ojos los que asustaban más a Ann, porque estaban encendidos en rojo... La criatura sólo tenía una pequeña cantidad de pelo enredado hacia arriba, y las orejas eran puntiagudas... no había pies... la cosa se movía deslizándose y flotando...

[La entidad habla] "He venido a llevarte conmigo, Ann Haywood. Has sido elegida para ser una de nosotros. Ven conmigo y yo te daré paz y comodidad". ...un sentido de euforia se apoderó de ella. Era una sensación tibia y tranquila... hizo esfuerzo y comenzó a orar otra vez... "¡Tú y tu maldito Dios! Ya no te sirve de nada. ¿No puedes entender? He venido por tí. Relájate y déjate llevar. Nunca más estarás enferma o preocupada otra vez. Es un lugar de paz y calor tal como el que experimentaste hace algunos minutos. ¡Así que déjate llevar, déjate llevar!" A medida que el monstruo trataba de convencer, se acercó más y más a Ann. Finalmente su boca se abrió en todo lo ancho y comenzó a cubrir su cara con sus fauces pegajosas. El calor de su aliento y la insoportable peste que emanaba de él parecieron debilitar a Ann. La saliva del ser se sintió horrendamente fría y babosa a medida que el monstruo le succionaba su fuerza vital...


Y aquí me gustaría que compararan con lo que cuenta Castaneda que le dijo Don Juan:

[...] Si es cierto que nos comen, ¿cómo lo hacen?

Don Juan tenía una sonrisa de oreja a oreja. Rebosaba de placer. Me explicó que los chamanes ven a los niños humanos como extrañas bolas luminosas de enregía, cubiertas de arriba abajo con una capa brillante, algo así como una cobertura plástica que se ajusta de forma ceñida sobre su capullo de energía. Dijo que esa capa brillante de conciencia era lo que los predadores consumían, y que cuando un ser humano llegaba a ser adulto, todo lo que quedaba de esa capa brillante de conciencia era una angosta franja que se elevaba desde el suelo hasta por encima de los dedos de los pies. Esta franja permitía al ser humano continuar vivo, pero sólo apenas. [...] Luego hizo el comentario más injuriante que había pronunciado hasta el momento. Dijo que esta angosta franja de conciencia era el epicentro donde el ser humano estaba atrapado sin remedio. Aprovechándose del único punto de conciencia que nos queda, los predadores crean llamaradas de conciencia que proceden a consumir de manera despiadada y predatoria. Nos otorgan problemas banales que fuerzan a esas llamaradas de conciencia a crecer; y de esa manera nos mantienen vivos para alimentarse con la llamarada energética de nuestras seudopreocupaciones.


Cabe señalar aquí que en otro libro de Castaneda, El Arte de Ensoñar, Castaneda describe su encuentro con los "seres inorgánicos" (a quienes conoce en un estado de "sueño consciente", por llamarlo de algún modo) que utilizan una retórica similar a la del monstruo para convencerlo de que se quede en su mundo. Tal ves escriba un poco acerca de estos "seres inorgánicos" otro día.

Siguiendo con Ann Haywood:

Ann comenzó a forcejear violentamente... la criatura ciseó decepcionada: "Yo soy tu paz, y yo soy tu fuerza. Yo me haré cargo de ti de ahora en adelante. No hay dios." Las tres entidades partieron a través de la pared del dormitorio hacia la noche..."


Parece que así empezó la relación íntima de la desdichada Ann con estas perversas criaturas. La entidad que "vivía dentro" de ella sólo se identificaba como La Dama. En una entrevista con la prensa, Ann Haywood trató de explicar a un reportero cómo es que La Dama la transportaba a lugares distantes:

"Me pone su manto alrededor de míy luego mi mente se separa de mi cuerpo. Puedo voltear hacia atrás y lo veo acostado allí. Luego subimos por el techo, lo atravesamos y volamos al espacio. Una noche la Dama me llevó atrás en el tiempo. Estábamos en otro país y la gente usaba ropas de estilo antiguo. La Dama tomó la apariencia de una bella mujer en un manto azul. Realizó milagros para ellos..."

Súbitamente la cara de Ann perdió su color y pidió que le permitieran retirarse por un momento. Su grito de dolor fue escuchado desde el baño a donde había ido a buscar refugio. Cuando Ann salió, respiraba con dificultad y se agarraba el abdomen. La Dama la había atacado salvajemente por revelar que a lo largo de la historia, criaturas como la Dama habían tomado la forma de santos. Luego utilizan la credulidad de la raza humana para llevarlos por mal camino y desinformar a la gente para que crean que están viendo milagros. Ann rogó al reportero que borrara la porción de la entrevista".


¡Cielos! Creo que estamos viendo un patrón de comportamiento aquí. Igual que en el caso de Fátima estos seres de otros planetas o dimensiones superiores o paralelas se aprovechan de lo primitivo que es nuestro entendimiento para que nunca encontremos una genuina espiritualidad y que nos conformemos con las mentiras y medias verdades de las religiones organizadas.

¿Me pregunto si los "demonios", los "extraterrestres" y el "predador" no serán uno y el mismo grupo de entidades?

Pero no desesperen, queridos lectores. No todo está perdido. Estoy convencido que sí existe la posibilidad de adquirir una genuina espiritualidad que nos pueda liberar de nuestros "pastores" que conspiran desde las sombras. Se trata de la búsqueda que representa el verdadero trabajo esotérico. Otros anduvieron al menos parte del camino y nos dejaron sus notas: Don Juan Matus, Gurdjieff, Mouravieff y los alquimistas son algunos de ellos. Otros más acaso alcanzaron la libertad total: Buda o Cristo; pero el ingenioso pastor tuvo mucho cuidado de torcer el mensaje original de estos maestros y encauzarnos hacia las paternalistas y contradictorias religiones organizadas de hoy en día (incluyendo la religión del materialismo hedonista que está tan de moda).

Continuará

3 Comments:

  • At 11:51 p.m., Anonymous Anónimo said…

    Puedes dormir por las noches?

     
  • At 11:29 a.m., Blogger Don Calladito said…

    ¡Jaja! En general sí, aunque algunas veces no muy bien. Uno se acostumbra (más o menos) a las ideas que lo atemorizan y aprende a relajarse cuando es necesario a pesar de ellas.

    Supongo que es parte del Camino del Guerrero. ¿Qué aventura sería si no hubiera nada que temer?

    O como dijo un sabio: "Si vives por la espada, ¡no puedes esperar dormir en un lecho de rosas!"

     
  • At 11:37 p.m., Anonymous Anónimo said…

    En verdad, este post contiene una de las cosas mas reveladoras que puedan verse en los últimos tiempos: el hombre es pasto de los "dioses". La idea no es nueva, ya que lo vienen machacando Charles Fort, Salvador Freixedo, Louis Powels, Jacques Bergier, Juan G. Atienza y otros tantos visionarios que no hemos querido escuchar, quizá por miedo. Incluso me atrevo a opinar que hubo algunos escritores como Lovecraft, Machen y Blackwood que algo sabían, por que coincide mucho lo que se comenta con su obra.

     

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home