Paren el Ruido

Un intento por escuchar el susurro de la verdad detrás del ruido de la mentira y la fantasía

martes, enero 25, 2005

Un pastor muy ingenioso

Hace unos días me hacía la pregunta: si nuestra condición de humanos es comparable a la de ovejas o vacas o gallinas en un granja, ¿quién es el granjero? Ya otros han hablado de esto; ayer, por ejemplo, mencioné a Gurdjieff. Según cuenta su discípulo Ouspensky, Gurdjieff narraba lo siguiente:

"Hay una historia oriental que habla acerca de un mago muy rico que tenía muchas ovejas. Pero al mismo tiempo este mago era muy malvado. No quería contratar pastores, ni quería levantar una cerca alrededor de la pradera donde pastaban sus ovejas. A consecuencia de esto las ovejas a menudo se perdían en el bosque, caían en cañadas y demás, y sobre todo se escapaban, porque sabían que el mago quería su carne y sus pieles y esto no los gustaba.

"Al fin el mago encontró un remedio. Hipnotizó a sus ovejas y les hizo creer primero que nada que eran inmortales y que no se les estaba haciendo ningún daño cuando les quitaban la piel, que, al contrario, sería muy bueno para ellas e incluso placentero; en segundo lugar les hizo creer que el mago era un buen amo que amaba a su rebaño tanto que estaba listo para hacer cualquier cosa en el mundo por él; y en tercer lugar les hizo creer que si algo les fuera a ocurrir no les iba a pasar en ese momento, en cualquier caso no ese día, y por lo tanto no tenían necesidad de pensar acerca de ello. El mago incluso les hizo creer que eran leones, a otros que eran águilas, a otros que eran hombres, y a otros que eran magos.

"Y después de esto todas sus preocupaciones acerca de las ovejas llegaron a su fin. Nunca más escaparon sino que tranquilamente esperaban el momento en que el mago requiriera de su carne y su piel".


Tal es la condición del ser humano, adicto a las fantasías de grandeza e inmortalidad. Por cierto que esta historia le otorga un significado totalmente nuevo a la parábola cristiana del Buen Pastor.

Desgraciadamente en este fragmento Gurdjieff no contesta nuestra pregunta ¿quién es el granjero- pastor- mago? Si sólo tuviéramos a Gurdjieff como referencia estaríamos inclinados a pensar que su historia se trata de una parábola aislada para ilustrar la curiosa condición psíquica del ser humano. Pero hay otras fuentes... ya hablaremos de ellas más adelante, quizá mañana mismo. Por lo pronto, déjenme sólo señalar que Gurdjieff también decía que la raza humana, junto con la vida orgánica sobre este planeta, es "comida para la Luna". Qué idea tan extravagante, ¿no creen? ¿Qué querría decir con eso?

Continuará...

7 Comments:

  • At 2:06 p.m., Blogger Nebe Gebhardt said…

    Observación: Deberías hablar de Especie humana no de "raza". Saludos.

     
  • At 5:39 p.m., Blogger Don Calladito said…

    Hola Nebe. Veo que eres etnólogo. ¿Cuál es la diferencia entra "especie" y "raza"?

    Yo espero que no sea muy grave hablar de la "raza humana" si todos me entienden... ;-)

    Gracias por la observación.

     
  • At 4:17 a.m., Anonymous Anónimo said…

    e

     
  • At 10:24 p.m., Anonymous DELFIN said…

    evidentemente tus creencias son nulas consideras nuestra existencia solo obra de la casualidad ,pregunto:¿que te impide tomar lo que quieras difrutando de todo lo que agrade hasta artarte, si lo inico que sirve es el ahora aprobechalo ho hay algo que interiormente te impide hacerlo? piensalo.

     
  • At 12:00 p.m., Blogger Don Calladito said…

    Delfin escribió:

    "evidentemente tus creencias son nulas consideras nuestra existencia solo obra de la casualidad"

    Esta es una suposición tuya, y una suposición incorrecta.

    Delfín: "pregunto:¿que te impide tomar lo que quieras difrutando de todo lo que agrade hasta artarte, si lo inico que sirve es el ahora aprobechalo ho hay algo que interiormente te impide hacerlo? piensalo."

    La actitud de tomar todo lo que uno quiera hasta hartarse es muy egoísta porque ignora las consecuencias hacia los demás y supone que uno mismo es lo único importante que hay.

    Lo que interiormente me impide dejarme llevar por ese egoísmo es la empatía que siento por otros; la vergüenza de saberme egoísta y el hambre de objetividad y verdad.

    Tú también piénsalo.

     
  • At 1:26 p.m., Blogger SigTirr said…

    Por lo pronto, déjenme sólo señalar que Gurdjieff también decía que la raza humana, junto con la vida orgánica sobre este planeta, es "comida para la Luna". Qué idea tan extravagante, ¿no creen? ¿Qué querría decir con eso?

    Quiere decir que toda nuestra Atención-Energía se la "devora" la Luna, que es el Símbolo, por excelencia, del ESPEJO.

    Esto es lo mismo que decir que todo es un Cautivamiento de un Ser que se mira en un Espejo olvidando que él no es su reflejo...


    Saludos!!!

    PD: Magnífica referencia de Gurdjieff. Andaba pensando en estudiar al mismo. Muchas gracias por este post.

     
  • At 5:46 a.m., Anonymous Anónimo said…

    ooo ke bien Gurdjieff! segun lo ke io se es funciona como un contrapeso o una octava para crear la vida organica en la tierra al mismo tiempo ke se alimenta de cierta energia de los organismos digamos animales, esperemos no entrar en detalles con eso del buen uso de las palabras que ciertamente no lo considero poko aburrido, de manera mas concreta segun el cristianismo "El llorar y crujir de Dientes" o algo asi, vale gracias bye wxyz.

     

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home